Piedras Preciosas Azules – ♐ Sagitario ♐

A los Sagitario les corresponden las piedras azules, jupiterianas, como la turquesa, el lapislázuli, la turmalina azul, la sodalita o el topacio azul. De ellas, los nativos de este signo adquieren tranquilidad y calma interior.

Estas piedras potencian la comunicación, y despiertan, fortalecen y expanden la intuición y la clarividencia.

Una de las gemas más frecuentemente relacionadas con Sagitario es el lapislázuli.

Se trata de una piedra semipreciosa, compuesta por los minerales “lazurita” (silicato cálcico complejo que le proporciona el color azul característico), “wollastonita” y “calcita”  (que proporcionan el color azul característico)  y “pirita”  (que genera los característicos reflejos dorados).

Digna de mención es también la turquesa, un mineral de fosfato de aluminio y cobre, de color azul verdoso. Resulta escasa y valiosa por su calidad, y es muy apreciada como piedra preciosa y ornamental por su incomparable tonalidad.

Presenta un brillo ceroso casi vidrioso, y generalmente es opaca, aunque puede ser translúcida en pequeñas secciones.

Topacio Azul, Zafiro y Diamante Azul.

Otra gema relacionada con los Sagitario es el topacio azul. El topacio es un mineral del grupo VIII (silicatos) en la clasificación de Strunz. Su nombre deriva, según Plinio el Viejo, de la isla Topazos, en el Mar Rojo. Sin embargo, los yacimientos de esta isla son de olivina, frecuentemente confundida con el topacio.

Se utiliza a menudo como piedra preciosa y algunas veces ha sido confundida con el diamante. En la escala de Mohs le corresponde dureza 8, pero se fractura con facilidad, por lo que es difícil de trabajar.

El topacio azul es una gema especialmente recomendada para los Sagitario, pues alivia su estrés mental y les ayuda a comunicarse.

Por su parte, el zafiro es un mineral precioso del grupo del corindón o granate, con un característico color azul (aunque también existe en otros colores menos comunes), debido a impurezas de ciertos óxidos. Es una de las cuatro gemas más importantes del mundo y de las más hermosas, junto al rubí, el diamante y la esmeralda.

Se encuentra normalmente en yacimientos ricos de Rutilio, bauxita y hematita. Le corresponde la dureza 9 en la escala de Mohs.

En cuanto a los diamantes azules, estos forman parte de los considerados “de fantasía”. Son graduados aparte, mediante sistemas que indican las características del color. Estos sistemas de graduación son parecidos a los usados para definir otras gemas, como el rubí, el zafiro o la esmeralda.

Turmalina Azul, Sodalita, Aguamarina y Aventurina Azul.

La turmalina azul, otra gema tradicionalmente vinculada a Sagitario, pertenece al grupo de los ciclosilicatos y presenta estructura en estrías. Al parecerse a diferentes piedras preciosas, ha sido utilizada en numerosas joyas históricas, aparentando ser otra cosa.

Otra gema azul tradicional es la sodalita, un mineral del grupo VIII (silicatos), según la clasificación de Strunz. En el ámbito del coleccionismo es muy apreciada debido a que no es fácil de encontrar en la naturaleza ejemplares bien cristalizados y con una acusada transparencia.

Por último, cabe hacer mención a la aguamarina y la aventurina azul. La primera pertenece a la familia del berilio, y se caracteriza por un bello tono azul verdoso. La aventurina es una calcedonia del grupo del cuarzo, y se caracteriza por tener unas inclusiones de mica que le otorgan un brillo muy especial.