Qué Pendientes le quedan bien a mi cara?

La elección de los pendientes perfectos marca el estilo final a cualquier atuendo. La mayoría de las mujeres hacen la elección de estos accesorios de acuerdo a su modelo, color y material cuyo material puede ser o no de algún material precioso.

Muchas veces la elección de los pendientes la hacemos condicionadas por el color del vestido o atuendo que queremos llevar, pero pocas veces nos fijamos en ¿Qué pendientes me favorecen más? ¿Los redondos? ¿Los pendientes de aro? ¿Los alargados?…

Las mujeres que a la hora de elegir los pendientes consideran la forma de su cara sin duda destacan entre la multitud.

 

Los modelos de pendientes más populares.

Pendientes pequeños.

Fiel a su nombre, los pendientes pequeños tienen la forma de una lágrima o gota de rocío. Por lo general son de plata u oro con piedras preciosas y suelen estar diseñados para cubrir el lóbulo de la oreja o colgar ligeramente por debajo.

Pendientes largos.

Estas joyas están diseñadas para colgar por debajo del lóbulo de la oreja. Pueden estar compuestos de piedras, círculos, cuadrados, piezas centrales curvadas, etc.

Se pueden encontrar modelos anchos y estrechos, pero hay que prestar mucha atención a su anchura ya que cada anchura es adecuada para diferentes tipos de caras.

Pendientes de aro.

Estos pendientes clásicos están hechos de piezas redondeadas o planas y se extienden desde la parte frontal a la parte posterior del lóbulo de la oreja.

Están disponibles en una amplia variedad de anchos y circunferencias.

Las principales formas de la cara.

En el mundo de la moda, los rostros humanos se describen en función de su forma y tono de piel. Mientras que algunas mujeres eligen pendientes para complementar su tono de piel, la mayoría de los expertos coinciden que es más importante elegir los pendientes que favorezcan a la forma general de la cara.

A continuación damos una breve descripción de las diferentes formas de rostros.

  • Rostros ovalados: Esta forma de la cara es ideal y está bien equilibrada, tanto de ancho como de largo.
  • Rostros redondos: La cara redonda representa la infancia y la suavidad, ya que es más larga que ancha. A menudo, los ojos, la boca y las mejillas son redondos.
  • Rosto largo: Parecida a la cara ovalada, pero más larga y menos ancha. El objetivo es “romper” esta longitud mediante un reequilibrio de volúmenes.
  • Rostro cuadrado: La frente, las mejillas y las mandíbulas tienen la misma anchura en una cara cuadrada. Las mujeres con caras cuadradas tienden a tener muy fuerte la línea de la mandíbula.
  • Rostro diamante: La cara en forma de diamante, tiene la frente y barbilla más estrechas que los pómulos. Las mujeres con caras en forma de diamante tienden a tener los pómulos muy fuertes.

Pendientes para cada tipo de cara.

Para caras ovaladas.

Las mujeres con caras ovaladas se ven bien con casi todos los estilos pendientes. Sin embargo, pueden crear un efecto particularmente sorprendente con pendientes largos ovalados. Estos pendientes harán referencia a la forma elegante de la cara y sin la adición de cualquier anchura o longitud.

Estas piezas acentúan la forma natural de la cara y crean una sensación de simetría y equilibrio.

Para caras redondas.

Tienen que buscar aquellas piezas que tienen diseños angulares largos en comparación con los diseños redondeados. La mayoría de las mujeres con caras redondas deben evitar los pendientes pequeños redondos, estos dan el efecto de cara ancha.

Es preferible diseños con anchura media o fina.

Para caras alargadas.

Al elegir los pendientes para las caras alargadas, lo más aconsejable es buscar piezas con líneas alargadas y curvas. Las piezas con curvas alargadas ayudarán a equilibrar la cara resaltando la línea de los ojos, los pómulos y la mandíbula.

Las mujeres con el rostro alargado, se ven particularmente hermosas con diseños de lágrima.

Para caras cuadradas.

Las mujeres con caras cuadradas deben elegir pendientes con diseños redondeados para  suavizar los pómulos y la mandíbula. Las mejores opciones son las piezas alargadas y los pendientes de aro.

A las que les guste añadir un misterio adicional a su aspecto pueden elegir anillos grandes que permanecen en la línea de la mandíbula. Las mujeres con caras cuadradas deben evitar el uso de pendientes grandes

Para caras estrechas.

Los pendientes de perlas son ideales para las caras estrechas, añaden suavidad y reducen al mínimo la longitud.

Los pendientes racimo de perlas que caen por debajo del lóbulo de la oreja son una buena opción. Ten en cuenta que los pendientes largos tienden a minimizar la longitud de las caras muy estrechas. Al elegir los pendientes largos, buscar piezas con curvas alargadas que acentuar los pómulos y añadir suavidad.

Para caras en forma de diamante.

Pendientes largos con curvas y elegantes, para minimizar cualquier claridad en torno a los pómulos y la línea de la mandíbula, sin duda acentúan este tipo de cara.

Las personas con caras en forma de diamante deben evitar los aretes largos que también muestran la forma del diamante. Estas piezas harán que las líneas de la cara parezcan exageradas y no son llamativos.

Dónde comprar pendientes para mi tipo de rostro?

En Joyería Almela – Pendientes puedes encontrar el pendiente ideal para tu tipo de rostro. Entra en nuestra joyería online y navega por las distintas categorías, encontrarás una gran variedad de pendientes con distintas formas y tamaños.

Antes de comprar lee la descripción para ver la medida, material y precio.

Conclusión.

Los pendientes son accesorios baratos y fáciles de usar, cualquier mujer los puede utilizar para añadir ese toque final a su look.

Si bien la compra de  pendientes es en gran medida una cuestión de gusto personal, las mujeres que quieren sacar el máximo provecho a este accesorio deben elegir el modelo que es adecuado para la forma de su cara.

Resaltar la forma natural de la cara realzará la belleza de una mujer y hace que otros se centren en sus mejores características.