Joyas en Tres Dimensiones – Yoko London.

Numerosas celebrities internacionales se han declarado seguidoras de esta exclusiva firma británica que trabaja con maestría exquisitas perlas procedentes de distintos puntos del planeta.

Yoko London es sinónimo de glamour, elegancia y poderosa personalidad gracias a sus espectaculares diseños en los que las perlas más bellas se combinan magistralmente con oro, diamantes o amatistas.

El resultado son piezas exquisitas que se integran en diversas colecciones en una riqueza estilística innegable. Los magníficos diseños de la casa británica Yoko London exhiben una atractiva personalidad.

joyas en tres dimensiones yoko london

Partiendo de una línea clásica y atemporal consiguen traspasar esta frontera y dar vida a piezas que se relevan como un complemento absolutamente moderno contemporáneo. La familia Hakimia es la artífice de este milagro joyero.

Y es que sus joyas no dejan de recibir elogios y premios. El último de ellos, el logrado en la pasada edición del certamen JCK, donde la firma recibió el galardón “Jewellers Choice Award” por el espectacular collar “Car ne – va le” inspirado en la vibrante magia de la fiesta del Carnaval.

Un magnífico collar realizado con perlas de los Mares del sur de Indonesia y perlas azules y grises de Tahití, todas ellas acompañadas de abundantes diamantes y un luminoso oro blanco.

 pendientes con diamantes y perlas yoko london

“Capri”, “Bridal”, “Baroque”, “Calypso”,”Twilight”, “Belgravia”, “Kalei – doscope”, “Blossom”, “Empress” o las más exclusivas aún “Amalfi”, “Gi ran – do la” o “Mezza Luna” conforman el excepcional panorama creativo de Yoko London.

Un impresionante catálogo de piezas que acogen sofisticados anillos cabujón, elegantes pendientes cascada, exuberantes collares XXL… en todos ellos las perlas se combinan con diamantes, oro blanco, oro rosa, amatistas, aguamarinas, zafiros rosas

El resultado son joyas impecables de exquisito gusto y especialmente refinadas. Joyas con las que deslumbrar en cualquier ocasión de manera inevitable.